El primer estudio independiente realizado sobre el sistema de reconocimiento facial de la Policía Metropolitana de Londres (Met) encontró que 81% de las identificaciones de personas “sospechosas” son erróneas, de acuerdo con un reporte publicado por Sky News.

La investigación, llevada a cabo por los investigadores Pete Fussey y Daragh Murray de la Universidad de Essex, evaluó la precisión en 6 de 10 pruebas que han sido conducidas por Met desde 2016, y determinó que de 42 identificaciones de “sospechosos”, solamente ocho eran correctas.

“Nuestro reporte condujo un análisis detallado, académico y legal de la documentación que la policía usó como base para las pruebas de reconocimiento facial. Hay algunos defectos y si fuera llevada a juicio, habría una buena posibilidad de que sean exitosamente impugnadas”, señaló Fussey a Sky News.

Otro problema del uso de esta tecnología es la dificultad de conseguir un consentimiento expreso para la filmación de las personas, además de que la negativa a ser grabado es tomada como un indicio de comportamiento sospechoso, como ocurrió en un caso retomado por la BBC en un documental en que un hombre fue multado por rechazar ser parte de la prueba de evasión al reconocimiento facial en vivo (LFR).

Así mismo, la base de datos usada por la policía británica para identificar a las personas resultó estar desactualizada, ya que incluía casos cerrados o a personas que se encontraban en la lista sin razón aparente, lo que da pie a más ambigüedades sobre el uso de la tecnología de reconocimiento facial.


Imagen original de Carolina Alves (CC BY-SA 2.0)