YouTube tomó una importante determinación para modificar su algoritmo y evitar que promueva la propagación de videos sobre “hechos alternativos”, por ejemplo, aquellos sobre teorías conspirativas como los que aseguran que la tierra es plana.

Este cambio es considerado por expertos como una victoria histórica para la lucha contra la desinformación en Internet, así como para la protección de millones de usuarios vulnerables que son manipulados por algoritmos diseñados para obtener más vistas, sin importar la calidad o veracidad del contenido que se promocionan.

Como explica el diseñador de la inteligencia artificial de YouTube, Guillaume Chaslot, la inteligencia artificial de la red social fue diseñada para que las personas se mantuvieran más tiempo en línea, sin embargo esta característica fue abusada por los creadores de videos conspiracionales.

Chaslot usó como ejemplo el caso de una persona que, debido a una pérdida familiar, se refugió en la red social y se volvió aficionado a los videos sobre conspiraciones.

Primero, el algoritmo detecta qué clase de videos ve esta persona y toma en consideración su altísimo consumo; segundo, el algoritmo toma ese comportamiento como una señal y recomienda estos videos a más personas; tercero, otros canales de YouTube se dan cuenta de la popularidad de estos videos y comienzan a reproducirlos, por lo que la gente pasa más tiempo viéndolos, y así continúa el ciclo. El investigador señala este diseño de inteligencia artificial como uno de los causantes de la proliferación de teorías conspirativas.

Chaslot también alerta sobre los peligros de que consumir este tipo de contenidos, como un canal que reproduce videos sobre supuestos avistamientos ovnis y revelaciones sobre secretos de la NASA. Este era uno de los preferidos por un hombre de Seattle que mató a su hermano con una espada por creer que en realidad era un “lagarto”, un ejemplo de las personas que, de acuerdo con Chaslot, caen en la “madriguera del conejo” (una alusión a Alicia en el País de las Maravillas).

Las modificaciones al algoritmo de YouTube podrían ayudar a que millones de personas no sean atrapadas en estos círculos viciosos de teorías conspirativas. “El anuncio de YouTube es una gran victoria que salvará a miles. Es solo el principio de una tecnología más humana. Tecnología que nos empodera, en lugar de engañar a los más vulnerables”, sentencia Chaslot.


Imagen original de Pxhere