“En estos momentos de privatización recalcitrante del conocimiento, ahí es donde queremos entrarle”, señaló Irene Soria, directora de Creative Commons México, durante la presentación del nuevo capítulo, celebrada el jueves 31 de enero en el Laboratorio de Tecnologías El Rule, en la Ciudad de México.

Ante un centenar de asistentes, Soria indicó que Creative Commons México forma parte de una red mundial de 30 capítulos. Esta nueva iteración -producto de una reorganización a nivel global- está conformada por personas activistas, abogadas, artistas, editoras, entre otros perfiles de individuos que “hemos luchado por años por la liberación de obras”.

La académica mencionó que el capítulo tendrá cinco ejes de trabajo prioritarios: 1) la promoción del uso de licencias libres; 2) la digitalización y liberación de archivos en galerías, bibliotecas, archivos y museos; 3) la producción y difusión de recursos educativos abiertos; 4) la incidencia política en la discusión sobre el derecho de autor y el dominio público; y 5) el desarrollo de la comunidad a través de talleres, cafés y maratones de liberación de obras.

La presentación del capítulo concluyó con la musicalización en vivo de la película Safety Last, del cómico estadounidense Harold Lloyd. El filme mudo, producido en 1923, fue acompañado por la música del pianista y activista José María Serralde, quien interpretó una composición original que, posteriormente, fue liberada bajo una licencia Creative Commons. “La ventaja de que una obra musical se encuentre en el dominio público es que puedes manosear ese legado, hacerla tuya. La puedes remezclar, reentender y reinterpretar”, declaró Serralde durante su intervención.


Imagen original de Twitter: @hacklib