El activista por los derechos humanos Ahmed Mansoor, quien ayudó a descubrir el malware Pegasus, de NSO Group, fue sentenciado a 10 años en la cárcel por usar sus redes sociales para publicar “información falsa” y “promover odio y sectarismo” por el gobierno de Emiratos Árabes Unidos (EAU), de acuerdo con la agencia Al Jazeera.

Mansoor, quien se encontraba arrestado desde el 20 de marzo del año pasado, expresó su apoyo a otro activista, Osama al-Najjar, cuando no fue liberado tras cumplir una sentencia de tres años en los EAU, por tuitear sobre abusos a los derechos humanos en este país.

En mayo de 2017, la organización Amnistía Internacional denunció que Mansoor se encontraba incomunicado por las autoridades emiratís, en una celda de confinamiento solitario y no se le había permitido acceder a un abogado ni ver a sus hijos.

La oficina local de Amnistía Internacional se pronunció en contra de la sentencia y exigió inmediatamente que ésta fuera abrogada y que Mansoor fuera liberado, mientras que Article 19 señaló que la sentencia es una prueba de la “campaña de los EAU contra defensores de derechos humanos y la libertad de expresión”.

A principios de año, Joe Odell de la Campaña Internacional por la Libertad en los EAU expresó a Al Jazeera que el activista “no debería estar enfrentando juicio en primer lugar. En realidad, Ahmed solo es culpable de crear consciencia sobre las violaciones sistemáticas a los derechos humanos en su país”.

Mansoor es reconocido por haber sido una de las primeras víctimas públicas del malware Pegasus, adquirido por su gobierno.

En agosto de 2016, Mansoor recibió un par de mensajes sobre casos de abusos a derechos humanos, acompañados de un extraño enlace. En lugar de abrirlo acudió con investigadores de seguridad, entre ellos el Citizen Lab de la Universidad de Toronto, quienes encontraron un malware que intentaba explotar vulnerabilidades desconocidas en iPhone.

La corte que sentenció a Mansoor, también lo absolvió de la acusación de pertenecer a una “organización terrorista”, de acuerdo con información del diario local The National, citada por la agencia.


Imagen original de Amnistía Internacional