Informe de Privacy International y Article 19 expone riesgos de la inteligencia artificial para los derechos humanos

Existe un riesgo real de afectaciones en detrimento de los derechos humanos en la implementación de la tecnología de inteligencia artificial (IA), de acuerdo con un nuevo informe de Privacy International, en conjunto de Article 19, en la materia: “Privacy and Freedom of Expression In the Age of Artificial Intelligence“.

Las organizaciones británica alerta que aunque existen posibles beneficios, si se implementa de forma responsable, esta tecnología particularmente depende de la generación, recolección, procesamiento y compartición de grandes cantidades de datos, tanto de comportamiento individual como colectivo.

“La amenaza representada por la IA no toma la forma de una máquina superinteligente que domina la humanidad; en cambio, los problemas centrales de la IA pueden ser encontradas en su uso diario”, se lee en el documento.

La libertad de expresión y el derecho a la privacidad son, especialmente, dos derechos que preocupan a las organizaciones, en contexto de la aplicación de IA débil o estrecha ya que consideran son los derechos más amenazados.

“Ambos derechos son esenciales para los cimientos de sociedades abiertas y democráticas, además son condiciones básicas para el progreso y la autorrealización de cada individuo. Para que la democracia, la rendición de cuentas y la buena gobernanza prosperen, la libertad de expresión debe ser respetada y protegida. Esto es igualmente cierto para el derecho a la privacidad, un poderoso baluarte contra el poder estatal y corporativo”, explican las organizaciones.

Por estas razones, Privacy International y Article 19 recomiendan que las respuestas de políticas públicas y tecnología en esta área: 1) aseguren la protección a los derechos humanos, en particular los de expresión y privacidad; 2) aseguren la rendición de cuentas y transparencia de la IA; 3) fomenten y revisen lo adecuado de los marcos legales, de políticas públicas y regulaciones de la IA; 4) sean informadas, de manera integral, sobre el impacto de la tecnología y se desarrollen en colaboración con un amplio espectro de partes interesadas, incluyendo sociedad civil y redes de expertos.


Imagen original de Pixabay

Publicaciones relacionadas

Continúa impune el uso de Pegasus, a un año de las nuevas denuncias

Continúa impune el uso de Pegasus, a un año de las nuevas denuncias

Se cumple un año de que se diera a conocer un nuevo ataque digital perpetrado en contra del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), mediante el uso del software espía Pegasus y, pese a que la denuncia fue debidamente presentada, al día de hoy no se han dado pasos relevantes para la investigación y sanción de estos actos.