Una nueva compañía que vende malwares para gobiernos, diseñados para robar información de aplicaciones de mensajería como Telegram o Signal, estaría vinculada a Hacking Team, de acuerdo con información publicada por Motherboard.

Grey Heron (Garza Real) es una joven compañía que recientemente ha hecho su aparición en ferias de seguridad en los meses pasados, explica el medio, con conexiones, no públicas, con la empresa italiana, famosa por sufrir una filtración masiva en 2015.

Sin embargo, fuentes de Motherboard aseguraron que la empresa fue formada con individuos de la esfera de hackeo gubernamental, incluyendo a miembros de Hacking Team, como Eric Rabe, director de ventas y comunicación, quien es el vocero de la empresa italiana.

Grey Heron ya tendría permisos de exportación para sus productos en la Unión Europea, expedidos por el gobierno italiano, y estaría buscando cómo vender sus productos a clientes norteamericanos también.

Para potencialmente llegar a más clientes, la empresa estaría distanciándose de la marca de Hacking Team, no solo famosa por la filtración de 2015, sino también por vender su spyware Galileo a gobiernos autoritarios o acusados de violar derechos humanos, como Etiopía, Bahrein, Sudán y México.

Que una empresa así pueda simplemente cambiar de nombre y continuar con la venta de sus productos, va a en contra de la necesidad de tener una industria de la vigilancia más transparente y que rinda cuentas.

“Mientras esté hecho cumpliendo las reglas y regulaciones, los individuos y negocios son libres de reconstituirse como mejor crean. El mayor problema, en general, es la falta de transparencia y rendición de cuentas en la industria de spyware comercial”, asegura Ron Deibert, investigador de Citizen Lab a Motherboard.

Estos reportes se suman al reciente descubrimiento de nuevas muestras de Galileo encontradas en 14 países del mundo y la noticia de un vínculo financiero del gobierno saudí que invirtió dinero para salvar a Hacking Team de la bancarrota.


Imagen original de Laitche:  Grey Heron at Tennōji Park in Osaka.