Septiembre 2015

Los abajofirmantes, somos grupos de derechos humanos y transparencia ubicados en distintas partes del mundo. Escribimos para oponernos a la reciente decisión de Twitter de revocar la posibilidad de que Politwoops, y otras herramientas similares, utilicen su API (Application Programming Interface). Creemos que esta decisión, acarrea graves consecuencias para la libertad de expresión y la transparencia a nivel global.

Antecedentes

En 2010, la organización neerlandesa Open State Foundation creó la herramienta Politwoops para publicar tuits borrados por políticos. A partir de ahí, Open State Foundation extendió Politwoops con la ayuda de individuos y organizaciones de 32 países, incluyendo a Sunlight Foundation en los Estados Unidos. Twitter primero revocó a Sunlight el acceso a su a API en mayo de este mismo año y luego a Open State el pasado 21 de agosto.

Transparencia y debido proceso

Para justificar su decisión, Twitter explicó que, “ningún usuario es más merecedor de esa posibilidad (de borrar un tuit) que otro. De hecho, borrar tuits es una expresión de lo que uno piensa”.

El razonamiento de Twitter mezcla transparencia y rendición de cuentas con privacidad. Estamos de acuerdo en que cuando un usuario decide borrar un tuit está ejerciendo una expresión, sin embargo, sumamos a eso que el público tiene un interés legítimo por conocer la expresión de los funcionarios públicos. Reconociendo dicho interés público, distintos tribunales han sostenido que los servidores públicos no reciben el mismo trato en tanto a su privacidad. Además, cuando los funcionarios públicos utilizan Twitter para difundir sus perspectivas políticas, es también una invitación a tener un mayor escrutinio de su expresión. Los periodistas y la sociedad civil utilizan herramientas como Politwoops para entender los puntos de vista y compromisos de la gente a la que estos políticos o candidatos representan así como las propias intenciones o perspectivas de los mismos. En este caso, el derecho del público a la libertad de expresión, que incluye el acceso a la información, está por encima del derecho del funcionario a una edición retroactiva.

En términos de proceso, la decisión supuso mínimo diálogo con Open State y Sunlight. No hubo oportunidad de apelar la decisión que impactó a un servicio ampliamente usado y operado por voluntarios. Esta acción de Twitter fue arbitraria y lacera los principios de transparencia que Politwoops defiende.

Reconocemos que la licencia de la API otorga a Twitter discreción sobre la forma de proceder en sus términos, sin embargo, Twitter también debería haber tomado en cuenta los derechos humanos en el ejercicio de esa discreción y particularmente, el derecho de las personas a acceder a información que sirve al interés público de rendición de cuentas y transparencia en una sociedad democrática. Hay momentos en los que lo correcto debe pesar más que lo legal.

Recomendaciones

Twitter ha sido líder en transparencia y libertad de expresión desde su fundación. La plataforma ha ayudado a fomentar numerosos avances en el periodismo y la rendición de cuentas. Esto hace la decisión unilateral de Twitter tan problemática y fuera de curso. Por consiguiente, instamos a:

– Restablecer inmediatamente el acceso de Politwoops a la API de Twitter en todos los países

– Convocar a las partes interesadas a desarrollar una política a futuro sobre esta API u otra solución constructiva, que permita a los grupos de sociedad civil promover de manera efectiva la rendición de cuentas y la transparencia a favor del interés público

– Hacer excepciones claras en el Contrato y Política para Elaboradores de Twitter para información compartida con interés público, como cuando se hace por motivos de transparencia o periodísticos

– Participar en las organizaciones multisectoriales que facilitan encuentros entre sociedad civil, inversionistas, académicos y corporaciones en las decisiones que impactan los derechos humanos. 

Firmado por:

  • Access
  • Alternatif Bilisim (Turquía)
  • Art 34-bis (Italia)
  • Asociación por los Derechos Civiles (Argentina)
  • Bits of Freedom (Países Bajos)
  • Blueprint for Free Speech (Australia)
  • Derechos Digitales (América Latina)
  • Electronic Frontier Foundation
  • Free Press
  • Human Rights Watch
  • Jinbonet (Korea)
  • OpenMedia International (Canada)
  • Open State Foundation
  • Paradigm Initiative (Nigeria)
  • Pirate Party (Turquía)
  • R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales (México)
  • Sunlight Foundation (Estados Unidos)
  • Vrijschrift (Países Bajos)

(Traducción responsabilidad de Carlos Brito, R3D)