Un líder de la oposición política, una fiscal independiente y un abogado que representa a varios personajes políticos de la oposición en Polonia fueron espiados con el malware Pegasus, de acuerdo con análisis hechos por Citizen Lab de la Universidad de Toronto, informó AP.

El senador Krzysztof Brejza fue espiado con el malware en múltiples ocasiones en 2019, mientras llevaba a cabo su campaña para las elecciones parlamentarias. Los mensajes extraídos de su teléfono fueron exhibidos en la televisión estatal como parte de una campaña de difamación en contexto de las elecciones.

El gobierno en turno, del partido ultraconservador Ley y Justicia, ganó estrechamente las elecciones; sin embargo, su principal líder, Jaroslaw Kaczynski, negó que la publicación de los mensajes tuviera un impacto en la elección y que exista una campaña de espionaje contra la oposición.

Además de Brejza, las otras dos personas que fueron objetivo del malware fueron el abogado Roman Giertych, quien se especializa en casos sensibles, y Ewa Wrzosek, una fiscal considerada como independiente ante el gobierno.

Las revelaciones han causado un escándalo en el país al grado que se ha solicitado la creación de una comisión de investigación especial. Kaczynski, considerado el político más poderoso de Polonia, aceptó que los servicios secretos del país usan Pegasus, aunque aseguró que solo para “combatir el crimen y para la protección de la ciudadanía”.

De acuerdo con investigaciones periodísticas locales, el gobierno polaco compró Pegasus en 2017, utilizando el llamado “Fondo de Justicia”, que fue creado para la rehabilitación de criminales y la reparación para víctimas, y estaría bajo el control del Buró Central Anticorrupción, un servicio especial bajo el control político del partido en turno.

Es poco probable que alguien más que el gobierno de Kaczynski haya estado interesado en espiar a estas tres personas, lo que lo convierte en el principal sospechoso de otro uso de Pegasus que no tendría ninguna relación con el combate al crimen organizado o el terrorismo.

El año pasado, un consorcio periodístico internacional publicó una serie de revelaciones conocidas como Proyecto Pegasus, las cuales dan cuenta de la enorme cantidad de abusos cometida con este malware a nivel global, el cual se ha convertido en una verdadera amenaza a la democracia y al ejercicio y goce de derechos humanos como la libertad de expresión y prensa.


Imagen de Robert Wiśniewski (CC BY-NC-SA 2.0)