El medio salvadoreño El Faro dio a conocer que 12 de sus integrantes fueron objetivo del malware Pegasus, de acuerdo con una alerta de la empresa Apple que les advertía que podían estar siendo espiados por “atacantes patrocinados por el Estado”.

Las personas cuyos teléfonos fueron infectados corresponden a distintas áreas de la empresa periodística: jefaturas editoriales; periodistas e integrantes de junta directiva.

El Faro también confirmó que Xenia Hernández, José Marinero, directora ejecutiva y presidente, respectivamente, de la Fundación Democracia Transparencia Justicia; el diputado Johnny Wright Sol, y el concejal de San Salvador, Héctor Silva, los dos del partido Nuestro Tiempo, recibieron también una alerta de Apple.

De acuerdo con el medio, el mensaje de Apple explica la extensión de las capacidades de infección del malware, la posible motivación detrás del ataque y finalmente pide que no se pase por alto la advertencia: “Es probable que estos atacantes lo estén atacando individualmente debido a quién es usted o qué hace. Si su dispositivo se ve comprometido por un atacante patrocinado por el Estado, es posible que pueda acceder de forma remota a sus datos confidenciales, comunicaciones o incluso a la cámara y el micrófono”.

Estas revelaciones se dan en contexto del gobierno de Nayib Bukele, el cual ha sido beligerante contra la prensa crítica de El Salvador, especialmente medios como El Faro. Por ejemplo, el periodista mexicano Daniel Lizárraga, quien trabaja como editor en el medio, tuvo que abandonar el país después de que el gobierno le denegara la visa de trabajo y lo acusara de mentir en su declaración para entrar al país.

El día de ayer, 23 de noviembre, Apple dio a conocer que presentó una demanda contra la empresa israelí NSO Group, por utilizar el malware Pegasus contra sus productos, afectando a las personas usuarias. Además, la compañía anunció que notificará a las personas cuando se descubra actividad consistente con el malware en sus dispositivos.

“Las actividades maliciosas de NSO han explotado los productos de Apple, afectado a los usuarios de Apple y dañado la buena voluntad y el negocio de Apple. Los productos y servicios maliciosos de NSO también han requerido miles de horas de trabajo de Apple para investigar los ataques, identificar el daño, diagnosticar el alcance del impacto y desarrollar e implementar las reparaciones y parches necesarios”, se lee en la demanda.

Imagen de PresidenciaSV(CC BY-SA 4.0)