Trabajadores de la empresa Accenture, subcontratada por Facebook para monitorear y atender quejas de Marketplace, abusaron de su acceso a la plataforma para ver mensajes privados de exparejas y otras personas en Messenger, entre otras violaciones de privacidad, reveló una investigación del medio estadounidense ProPublica.

Facebook permitió que el personal de Accenture pudiera ver mensajes prácticamente sin ninguna restricción, en un esfuerzo fracasado para combatir el fraude en su espacio de anuncios clasificados.

“Si la mayoría de las personas supiera cuánto acceso tenían estas personas a su información, los volvería locos. Es horroroso y no necesitamos ese tipo de acceso enorme e intrusivo”, aseguró un excontratista de Accenture al medio.

De acuerdo con la investigación de ProPublica, los contratistas podían ver si una cuenta estaba copiando y pegando el mismo mensaje sospechoso a personas que vendían o compraban en la plataforma, pero también les permitía ver los mensajes de cualquier persona, incluyendo aquellas en su red de contactos o que tuviera Facebook.

Asimismo, el personal de Accenture tenía apenas un entrenamiento mínimo de seis horas sobre respeto a la privacidad, además de que el sistema no tenía salvaguardas efectivas para prevenir el abuso.

Por ejemplo, si se intentaba ver a alguien en su red de contactos, el sistema solo le advertía sobre este acceso; si se intentaban ver los mensajes de una persona en la lista de alto perfil, como celebridades, o si se intentaban ver los mensajes de alguien en Facebook, el único mecanismo era una advertencia en pop-up. Solamente quienes trabajaban en Facebook recibieron notificación de este acceso indebido.

Drew Pusateri, vocero de la red social, aseguró que esos permisos ya han sido restringidos solamente a conversaciones que se llevan a cabo en Marketplace, pero hasta la fecha se desconoce el alcance de estas violaciones a la privacidad o si las personas afectadas fueron notificadas por la compañía.