La extradición de Tomás Zerón de Lucio estaría atorada por el gobierno de Israel debido a que el gobierno mexicano apoyó públicamente las resoluciones críticas en contra del gobierno de Israel en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, de acuerdo con una investigación del diario The New York Times.

Un alto funcionario israelí, quien solicitó anonimato, declaró al diario que su país no tiene ningún interés en conceder la petición de extradición de México, después de lo que consideran “medidas hostiles” en contra de su país, votadas en Ginebra.

Sin embargo, para el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, la verdadera razón por la que Zerón de Lucio está en Israel y el proceso de extradición no avanza es la relación entre este y las empresas israelíes de tecnología de vigilancia de este país.

El pedido de extradición en contra de Zerón se hizo con base en graves cargos en su contra: tortura, desaparición forzada y malversación de mil 102 millones de pesos de la PGR. Una investigación periodística reveló en diciembre de 2020 que el ex jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) estaba en Tel Aviv, Israel.

Encinas aseguró que algunas empresas, entre estas NSO Group, a la que Zerón pagó millones de pesos para adquirir el malware Pegasus, el cual fue utilizado para espiar a activistas, personas defensoras de derechos humanos, periodistas en México, lo han ayudado desde que huyó de México. Incluso, el equipo de especialistas internacionales que investigó el caso Ayotzinapa, también fue objetivo de esta tecnología.

De acuerdo con The New York Times, una vocera de NSO Group declaró que la empresa jamás se ha reunido ni ha ayudado a Zerón, ni antes, ni después de que salió del país.

En 2019, el exdirector de la AIC huyó a Canadá y posteriormente voló a Israel, en septiembre de ese año, donde tras el vencimiento de su visa, pidió asilo político. Esta solicitud también se encuentra pendiente.


Imagen de Presidencia de la República(CC BY 2.0)