Organizaciones defensoras de derechos humanos y activistas pidieron en una carta abierta a la Comisión de Bolsa y Valores​​ de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) y a NASDAQ que se detenga la operación de la empresa Cellebrite para empezar a cotizar en el mercado de valores hasta que la empresa no demuestre que respeta los derechos humanos.

Cellebrite es una empresa que desarrolla tecnología de vigilancia y es más famosa por un escáner para evadir el cifrado de dispositivos como los iPhone que es utilizado por policías de todo el mundo.

En su presentación a SEC, la empresa misma admitió que algunos de sus productos pueden ser utilizados de maneras que se perciben como incompatibles con los derechos humanos y que cualquier percepción similar podría afectar adversa su “reputación, ingresos y resultados de operaciones”.

De acuerdo con los firmantes, a pesar de tener conocimiento del impacto que pueden tener sus herramientas, Cellebrite continúa vendiéndolas a gobiernos del mundo que las utilizan para acosar, perseguir y detener periodistas, activistas, disidentes y minorías.

Además, ante el SEC, Cellebrite admitió el riesgo que representaron sus transacciones anteriores, con los gobiernos de Hong Kong, Russia y Bangladesh, incluyendo reportes de que su tecnología para desbloquear y extraer información de móviles y otros dispositivos fue utilizada contra activistas prodemocracia. Sin embargo, denuncian las firmantes, la empresa omite reportar otras transacciones que han provocado grandes riesgos a los derechos humanos en países como Ghana, Myanmar, Indonesia y Arabia Saudita.

“Cellebrite asegura que tiene un sistema de cumplimiento de derechos humanos, sin proveer más detalles de qué significa o cómo sus funciones prácticas pueden mitigar riesgos a los derechos humanos”, señalan las firmantes.

Por estas razones, las organizaciones y activistas hacen algunas recomendaciones: a SEC, declinar la aprobación, hasta que no cumpla con las suficientes salvaguardas para evitar que venda tecnología a regímenes que violan los derechos humanos y mantener un monitoreo estricto de su cumplimiento; a NASDAQ, declinar listar a Cellebrite a menos que demuestre que su sistema de cumplimiento de derechos humanos es robusto y transparente para mitigar los riesgos que produce, además, continuar con un monitoreo continuo.


Imagen de The Intercept