En sesión pública celebrada el 26 de agosto, el Tribunal Electoral de la Ciudad de México anunció la anulación de la elección de Comisiones de Participación Comunitaria (Copacos) en las unidades territoriales San Rafael I y San Rafael II en la alcaldía Cuauhtémoc. La resolución se tomó debido a que el sistema de voto electrónico por internet ─implementado por el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM)─ presentó diversas fallas durante la jornada electoral, afectando la capacidad de las personas para ejercer su voto.

El IECM presentó el sistema de voto electrónico por internet (SEI) en enero de 2020 para la elección de Copacos y la Consulta de Presupuesto Participativo 2020-2021. El sistema dispone de dos métodos de votación: uno por vía remota, a través de una aplicación móvil; y otro presencial, auxiliado con tabletas en una tableta virtual.

Para el uso de la aplicación móvil, era necesario hacer un registro que incluye una “validación biométrica”, es decir, la recolección de datos faciales para la identificación de personas mediante la comparación de su rostro con la fotografía de su credencial de elector.

La consulta remota se llevó a cabo del 8 al 12 de marzo de 2020. De acuerdo con La Jornada, a pesar de que 10 mil habitantes de la CDMX optaron por el registro, únicamente se recabaron 3 mil 159 votos a través de internet. Se reportó que los sistemas Android no podían votar, lo que obligó a las autoridades a modificar el código fuente de la aplicación que había sido cifrado, sellado y auditado previamente.

El día de la consulta física, domingo 15 de marzo, se reportaron distintas fallas en los sistemas de votación electrónica. Personas vecinas de las alcaldías Miguel Hidalgo y Cuauhtémoc acusaron que las tabletas presentaron problemas para el ejercicio del voto, orillando a varios ciudadanos a retirarse de la casilla. El IECM reaccionó con la entrega de boletas de papel, en sustitución del SEI, provocando un retraso significativo en la jornada.

Al respecto de las irregularidades, el IECM anunció la revisión de fallos en al menos 50 mesas de participación, así como la elaboración de un informe sobre “las circunstancias que mediaron en la suspensión”. Ante la situación, Martín Padilla, presidente de la Comisión de Participación Ciudadana del Congreso de la CDMX, exigió al IECM una explicación por los fallos en el sistema de voto electrónico por internet.

Al término de la elección, el IECM declaró que solamente 5.7 por ciento del padrón participó en la votación. En las alcaldías Miguel Hidalgo y Cuauhtémoc, donde se probó el voto electrónico, se contabilizaron cerca de 36 mil votos; apenas 7 mil de estos fueron ejercidos a través de las boletas virtuales, debido a los problemas con el sistema.

Finalmente, en agosto de 2020, el TECDMX tomó la decisión de repetir las votaciones en San Rafael I y San Rafael II, bajo el argumento de la vulneración del principio de certeza. Al darse a conocer la resolución, el consejero Bernardo Valle Monroy calificó los fallos como inesperados y reiteró que se ordenaron “una serie de auditorías externas para revisar el sistema”.

Un informe externo, realizado a pedido del propio IECM en abril de 2020, señala dos conclusiones preocupantes que han sido confirmadas por la decisión del TECDMX: 1) que varias de las pruebas realizadas por la auditoría de la UNAM fueron deficientes o insuficientes y la conclusión de que el sistema garantiza su buen funcionamiento “se reveló falsa durante la jornada de votación”; y 2) que el fracaso del voto por Internet “tuvo como consecuencia directa la privación del ejercicio del voto para muchos ciudadanos”.

Por su parte, el TECDMX determinó no anular la elección en la demarcación Roma Sur I ─también en la alcaldía Cuauhtémoc─ a pesar de haberse presentado también irregularidades con el sistema de voto electrónico. El tribunal consideró que el flujo de votantes no fue interrumpido debido a que el IECM proporcionó materiales y documentación suficientes para continuar la jornada electoral.


Derivada de protoplasmakid (CC BY-SA 4.0)