Herramientas cruciales para la seguridad y privacidad en línea, como Tor, Signal o Tails, tienen algo más en común: fueron desarrolladas con apoyo del Open Technology Fund (OTF). Sin embargo, la administración de Donald Trump está poniendo en riesgo este financiamiento, lo que compromete el futuro de tecnologías cruciales para el fomento y defensa de las libertades en línea.

El gobierno de EE.UU. designó al frente de la Agencia de Medios Globales –responsable del OTF– a Michael Pack, un hombre cercano a Steve Bannon, fundador del sitio de noticias de ultraderecha Breitbart y artífice de la campaña presidencial de Trump. Durante un proceso de reingeniería de la agencia, Pack despidió a todo el equipo responsable del fondo.

De acuerdo con Jillian York, activista por la libertad de expresión de la Electronic Frontier Foundation –y parte del consejo consultivo del OTF–, este cambio representa un giro completo del fondo para apoyar a proyectos financiados por grupos de ultraderecha y de código cerrado.

“La tecnología de código abierto es crítica en el espacio libre de Internet, porque permite a cualquiera inspeccionar el código y entender cómo es que un programa dado funciona o si su código contiene cualquier error o puerta trasera. Si se encuentran errores, pueden ser reportados a quien los desarrolló, ayudando a mejorar la tecnología”, escribe York para Motherboard.

Asimismo, el código abierto también permite aprovechar mejor recursos limitados, ya que el OTF apenas cuenta con 15 millones de dólares en presupuesto. Al usar código abierto, se puede trabajar sobre herramientas ya creadas y aprovechar códigos ya existentes para nuevos propósitos.

El OTF fue lanzado en 2012 con la finalidad de que todas sus tecnologías financiadas fueran de código abierto. Además, dispuso de un consejo de expertos para revisar las postulaciones al fondo y creó una comunidad a través de un encuentro anual con desarrolladores, investigadores y activistas de todo el mundo.

Por estas razones, más de 500 organizaciones han enviado una carta al Congreso de los Estados Unidos para la aprobación de la Ley de Autorización del Fondo de Tecnología Abierta y que los fondos otorgados por OTF se den a través de un proceso abierto, justo, competitivo, basado en evidencia y que asegure el código abierto a perpetuidad.


Imagen de Charles Edward Miller (CC BY-SA 2.0)