El presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció en contra de la iniciativa del mal llamado “derecho al olvido” en plataformas digitales que presentó el senador de Morena, Ricardo Monreal, el 24 de enero pasado.

La iniciativa propone, entre otras cosas, que se pueda solicitar la supresión de información de interés público bajo el supuesto de la protección de datos personales y castigar a plataformas digitales o medios en línea que inclumplan solicitudes de remoción, lo que podría tener implicaciones globales, además de ser inconstitucional.

“No puedo estar de acuerdo, no la conozco, pero no puedo estar de acuerdo. Lo que he dicho es que perdón sí, olvido no. Eso no es posible, quién sabe en qué sentido es, pero si es como tú lo estás exponiendo, yo no estoy de acuerdo, aunque lo va a resolver el Congreso”, explicó AMLO a una reportera durante su conferencia matutina.

El texto, que pretende reformar la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares atenta contra la libertad de expresión con base una interpretación dolosamente errónea de los derechos a la privacidad y a la protección de datos personales.

Aunque el presidente se dijo respetuoso de la separación de poderes, considera que su pronunciamiento puede instar a las y los legisladores a tener más cuidado al momento de revisar la propuesta de Monreal.

“Con este punto de vista creo yo que va a haber más cuidado con la revisión de la iniciativa y también ser respetuosos de la autonomía y la independencia del poder legislativo, pero qué bien que esto se da a conocer porque hay mucha tendencia a controlar las redes; es decir, a censurar”, declaró López Obrador en respuesta a si enviaría un posicionamiento al Congreso.

Desde R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales hemos hecho un llamado a las y los legisladores para que no aprueben este proyecto de reforma, entendiendo que la preservación de la memoria histórica es indispensable para la vida democrática del país y que el acceso a la información de interés público no puede supeditarse a los intereses privados.


Imagen de Emiglex (CC BY-SA 3.0)