Varios usuarios de la aplicación móvil de Facebook reportaron a inicios de noviembre que la cámara de sus dispositivos se estaba activando sin su consentimiento, lo que despertó nuevos cuestionamientos sobre la seguridad y privacidad de la red social.

El diseñador Joshua Maddux subió un vídeo donde se mostraba el problema. Maddux descubrió el incidente a través de una fracción de la pantalla del lado izquierdo que mostraba la cámara activa mientras se utiliza la aplicación de Facebook.

El error fue encontrado en dispositivos iPhone con la versión iOS 13.2.2, pero no parece afectar a aquellos con sistemas iOS 13.1.3. Facebook respondió a través de su vicepresidente de integridad, Guy Rosen, reconociendo el fallo.

En respuesta, Facebook lanzó una actualización que corrige el error. La empresa también señaló que no existen indicios de que ninguna fotografía haya sido subida a sus servidores a causa de este incidente.

Un fallo como este puede tener graves implicaciones para los millones de usuarios de esta app, ya que abre la puerta para que se registren sin consentimiento actividades, personas, ubicaciones y otros datos sensibles que pueden ser fácilmente abusados.

Will Strafach, investigador en seguridad informática, calificó el suceso como un “fallo inofensivo pero visiblemente aterrador”. Strafach también recalcó que la reacción de los usuarios es muy sintomática de cómo la confianza en Facebook “se ha erosionado tan gravemente que ya ni siquiera tienen el beneficio de la duda cuando las personas ven un error así”.


Imagen de Pxhere