A través de un comunicado en su blog, Twitter reconoció que utilizó, con fines publicitarios y sin el consentimiento de los usuarios, números telefónicos y correos electrónicos proporcionados por sus usuarios para cuestiones de seguridad, como la activación de la autenticación de dos pasos.

De acuerdo con la empresa, el uso de información personal ocurrió “inadvertidamente” en sus sistemas de publicidad a la medida (tailored) y de asociados (partner), que permiten utilizar bases de datos de anunciantes para dirigir anuncios específicos.

“Cuando un anunciante subió su lista de marketing, nosotros pudimos haber emparejado personas en Twitter con dicha lista, con base en el correo electrónico o número telefónico que el titular de la cuenta de Twitter proporcionó para fines de seguridad”, explicó la red social.

Twitter decidió no hacer público el número de personas afectadas, pero sí pero sí aseguró que la información personal no fue compartida con socios u otros terceros. La empresa también señaló que el error fue resuelto y que, a partir del 17 de septiembre, ningún número ni correo obtenido para seguridad será usado para publicidad. “Estamos muy apenados que esto ocurrió y estamos tomando medidas para asegurarnos que no cometamos un error como este otra vez”, se puede leer en la publicación de Twitter.

Desafortunadamente, este no es el primer caso en que una red social utiliza con fines publicitarios la información privada de usuarios destinada a mejorar su seguridad. A finales de 2018, se dio a conocer que Facebook compartió el número de teléfono de usuarios, que activaban la opción de verificación de dos pasos, con anunciantes para dirigir publicidad.

Este tipo de incidentes minan la confianza que los usuarios tienen en proporcionar sus datos para mecanismos como la autenticación de dos pasos o la verificación de cuentas, medidas que pueden ser importantes para la seguridad digital de las personas.


Imagen de Stock Catalog (CC BY 2.0)