Una investigación conducida por Privacy Internacional ha revelado cómo diversas aplicaciones móviles de registro de ovulación, menstruación y salud sexual están compartiendo una gran cantidad de información altamente sensible con Facebook, sin el consentimiento de las millones de mujeres usuarias.

Privacy International eligió seis aplicaciones móviles populares en distintas partes del mundo: Maya, de Plackal Tech; MIA, de Mobapp Development; My Period Tracker, de Linchpin Health; Ovulation Calculator, de Pinkbird; Period Tracker, de GP International LLC; y Mi Calendario, de Grupo Familia.

De esta muestra, únicamente Period Tracker parece no compartir ninguna información con Facebook, mientras que las cinco restantes informan a la red social cuando se abre la aplicación. De este mero acto, Facebook puede inferir el género de la persona usuaria, que probablemente se encuentre menstruando, o que probablemente esté tratando de o evitando concebir.

Los resultados de la investigación de Privacy International muestran cómo dos de las apps analizadas –MIA Fem (2 millones de usuarias) y Maya (5 millones de usuarias)– compartían detalles e información de índole sexual y de salud con Facebook y otros terceros, sin el consentimiento libre, no ambiguo, informado y explícito de las usuarias.

Por ejemplo, Maya envía información a Facebook relativa con el estado de salud. Estos datos suelen tener una protección especial por ser de naturaleza sensible, sin embargo, la aplicación comparte información como si la usuaria está utilizando píldoras anticonceptivas o si sostuvo relaciones sexuales sin protección.

La aplicación Maya también comparte información relativa con el estado de ánimo. De acuerdo con Privacy International, esto es explotado por las empresas de publicidad para enviar anuncios dirigidos: desde promocionar un tipo de comida hasta una campaña política basada en aprovechar emociones como la ansiedad o el estrés.

Por su parte, MIA Fem solicita a las usuarios que identifiquen si utilizan la app para monitorear su ciclo menstrual o si están tratando de quedar embarazadas. “Los datos de una mujer embarazada son particularmente valiosos para los anunciantes: los futuros padres son consumidores propensos a cambiar sus hábitos de compra. En los Estados Unidos, por ejemplo, el valor de los datos de una persona promedio es de 10 centavos, mientras que el de una mujer embarazada vale $1.50 [dólares]”, indica el reporte.

Todos los datos son compartidos con Facebook a través de su Kit de Desarrollo de Software (SDK). Tras el reporte de Privacy International, Facebook aseguró a BuzzFeed News que entró en contacto con las aplicaciones para discutir las posibles violaciones a sus términos de servicio, incluyendo tipos prohibidos de información sensible.


Imagen de Pxhere