La Liga de Fútbol Profesional de España fue multada con 250 mil euros por la Agencia de Protección de Datos (AEPD) debido a que su app activa de forma remota el micrófono del teléfono sin notificar debidamente a los usuarios, lo que viola la protección de sus datos personales. La finalidad es que el sistema detecte el sonido ambiente y determine si la aplicación móvil es utilizada en un bar o espacio público donde se transmita un partido sin su consentimiento, informa El País.

De acuerdo con la AEPD, la forma en que la aplicación notifica a los usuarios sobre la grabación del audio del entorno es opaca, por lo que la app tendría la obligación de avisar a los usuarios cada vez que se activa dicha función. La agencia considera que la naturaleza de los dispositivos móviles evita que el usuario recuerde todas las cosas que ha consentido (y las que no), por lo que es necesario indicarle cuando se esté registrando el sonido ambiente.

Además de la notificación cuando el monitoreo esté activo, la AEPD también ha ordenado a la Liga que su app le avise al usuario sobre esta función no solo en los términos y condiciones que suscribe en la instalación, sino cada vez que sea activada.

El objetivo del monitoreo es que la Liga pueda identificar lugares donde se está emitiendo un partido sin contar con los derechos de transmisión. Además de utilizar el micrófono, la app también utiliza la geolocalización del dispositivo para determinar la dirección del establecimiento infractor.

La Liga ha negado que la activación remota del micrófono implique la grabación, almacenamiento o análisis del audio, más allá de comparar la huella sonora recabada con el código original de la transmisión, de forma similar a Shazam, una aplicación que identifica canciones. No obstante, los responsables se han negado a proporcionar el nombre de la empresa que proporciona dicho servicio, el cual se mantendrá vigente hasta el 30 de junio, fecha en que concluye su contrato.

En España, la Policía Nacional ha emprendido una serie de redadas en contra de bares y establecimientos que emiten partidos de fútbol de forma irregular, en la que se sospecha que está involucrado el uso del monitoreo de la aplicación, aunque la Liga ha señalado que el sistema ha tenido “un impacto mínimo” en estos operativos.


Imagen de Tomás Quifes Correa (CC BY-NC 2.0)