Mark Zuckerberg, presidente de Facebook, escribió el sábado 30 de marzo una columna de opinión en The Washington Post en la que pidió al Congreso de los Estados Unidos regular ciertos aspectos del modelo de negocios de la plataforma.

Sin embargo, aunque parece un primer paso importante en esta discusión, la petición de Zuckerberg sobre cuatro áreas en específico (contenido malicioso, protección de elecciones, privacidad y portabilidad de datos) se parece más a una lista de deseos del fundador de Facebook que a alternativas óptimas para abordar dichas cuestiones.

En casos como el contenido malicioso y la protección de las elecciones, Facebook aspira a que los legisladores creen un marco legal que permita determinar qué es un contenido dañino y qué significa que un anuncio sea de naturaleza política, e incluso, crear estándares comunes para verificar actores políticos.

Sobre los puntos de protección de privacidad y datos, y portabilidad de datos, Zuckerberg considera que más países deben adoptar regulaciones similares al Reglamento General de Protección de Datos (GDRP) de la Unión Europea; además de que todos los usuarios deberían tener la opción de mover toda su información de un servicio a otro.

Como explica Privacy International, Zuckerberg ha elegido un momento particular para comenzar a hablar de la necesidad de regulaciones, tras un difícil año para su compañía lleno de escándalos recolección indebida de datos, comercialización a espaldas de sus usuarios e intentos para manipular la intención de voto durante procesos electorales.

“Mientras que hacer un llamado para la creación de nuevas leyes no es siempre necesariamente cuestionable, Facebook debería comenzar por cumplir y apoyar regulaciones y protecciones preexistentes para usuarios, no tratar de socavarlas”, señala la organización. Además, Privacy International criticó los puntos que señala Zuckerberg, comenzando por su deseo de mayores protecciones a la privacidad, debido a que la empresa ha luchado durante años para diluir este derecho.

Asimismo, la organización señaló lo irónico de que Facebook solicite mayor portabilidad y competitividad, debido a que esta empresa ha engullido a otros servicios, como WhatsApp e Instagram, “efectivamente limitando las opciones para usuarios mientras se asegura que sus datos personales puedan ser recolectados para explotarlos por Facebook”.


Imagen de Anthony Quintano (CC-BY-2.0)