En un esfuerzo por mejorar la transparencia y gobernanza de los contenidos en su plataforma, Facebook recientemente propuso la creación de un cuerpo de revisión independiente para la toma de decisiones sobre contenido.

Aunque por el momento Facebook solo ha dado a conocer un esbozo, la junta tendrá como objetivos vigilar la toma de decisiones de la plataforma sobre contenido, revertir decisiones de la red social cuando sea necesario y ser una autoridad fuera de la empresa.

De acuerdo con la red social, la junta participará en las decisiones más complejas que se puedan dar sobre mantener o remover contenido, en las que las que la plataforma asegura se debate entre la seguridad o la libertad de expresión; por ejemplo, en casos de expresión artística, discurso de odio o acoso.

La junta de revisión estará conformada por expertos en diversas áreas quienes tendrán un compromiso con los usuarios de Facebook, no con la empresa, asegura la red social en una entrada de su blog de noticias, ésta pasará por varias fases de estructuración hasta su primera sesión, prevista en 2019.

Sin duda, la decisión de Facebook es un importante primer paso para abordar cómo administra contenidos en la red social y las graves restricciones a la libertades que este ejercicio puede conllevar; sin embargo, aún permanecen dudas sobre su implementación, la efectividad que podría tener este mecanismo en paralelo con el uso de algoritmos de filtrado.

La red social se ha convertido en una de las arenas públicas más importantes del mundo, donde millones de personas socializan, debaten y consumen información, y como tal juega un importante papel para fomentar o restringir el ejercicio de libertades y derechos de sus usuarios, como el derecho a la información o las libertades de opinión y expresión.

oversight-infographic


Imagen de Pxhere