Estados Unidos busca crear registros biométricos para aeropuertos

Por: R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales  - 17 noviembre, 2017

La expansión de los programas de registros biométricos de diversos departamentos y agencias de seguridad involucradas en el transporte aéreo de los Estados Unidos representa un riesgo a la privacidad y seguridad de millones de ciudadanos estadounidenses y de extranjeros que viajan o atraviesan este país en tránsito aeroportuario.

Actualmente, diversas iniciativas recién introducidas o en discusión en los EE.UU. permitirían a agencias estadounidenses, como la Administración de Seguridad de Transporte (TSA), el Departamento de Seguridad Interior (DHS) y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), crear registros biométricos de los pasajeros de vuelos que entren y salgan de este país, alerta Electronic Frontier Foundation.

Por ejemplo, la Ley “Construyendo la Confianza Americana”, presentada en agosto de 2017, requeriría que el DHS recolecte información biométrica de todas las personas que salgan de los EE.UU., incluyendo ciudadanos extranjeros; además, la Ley de Modernización de la TSA, permitiría a diversas agencias crear controles biométricos en las áreas de aduana y abordaje de los aeropuertos.

Los datos recolectados por estas instituciones serían compartidas con otras agencias de seguridad estadounidenses, como el FBI o la DEA, por lo que se corre un gran riesgo de que ésta se utilice para criminalizar a ciertas poblaciones o para rastrear a sujetos de interés y opositores al gobierno de Donald Trump.

Estos datos también serían compartidos con compañías privadas que ofrecen servicios a clientes en sitios como estadios y conciertos, por lo que si estos registros se ligan con tecnología en espacios públicos, se podría rastrear a una persona en diversos puntos de los Estados Unidos, no solo de aeropuerto en aeropuerto.

Adicionalmente, estas gigantescas bases de datos biométricos plantean un alto riesgo de seguridad, ya que no se puede garantizar que la información esté protegida.

“Como vimos en 2015 con la brecha de información de Personal Administrativo y la brecha Equifax en 2017, ninguna agencia gubernamental o compañía privada es capaz de proteger completamente tu información privada y sensible. Perder tu número de seguridad social o número de tarjeta de crédito en un fraude no se compara con perder tus datos biométricos. Mientras esos números se pueden cambiar, tú no puedes cambiar fácilmente tu rostro.”, concluye EFF.


Imagen original de hildgrim: Logan airport

Deja un comentario