Mariano Gómez es un joven tseltal de 23 años de edad que ayudó a instalar una red inalámbrica de Internet y a desarrollar una Intranet para compartir contenidos y archivos en su comunidad, en Chiapas, donde no hay cobertura de las empresas de telecomunicaciones mexicanas.

Gómez, parte del colectivo Ikta K’op, fue seleccionado para participar en el evento “25 menores de 25” de Internet Society (ISOC), que se llevará a cabo en Los Ángeles, Estados Unidos el 19 de septiembre, sin embargo, le fue negada la visa de turista para el país americano. La embajada de Estados Unidos se justificó en las condiciones de pobreza y marginación en las que vive Mariano, e incluso en su origen étnico y lengua.

Esta respuesta indignó a Mariano, quien escribió una carta a ISOC como protesta por el trato que recibió, ya que considera que es “un ejemplo de la realidad de miles de hermanos indígenas o no indígenas que pasan por lo mismo”.

“Es el reflejo de una sociedad con estereotipos en la cual ser parte de un pueblo indígena es considerado como alguien inferior, en la cual no tener una cuenta bancaria y grandes recursos económicos es el sinónimo de nada. El racismo es claramente visible, la sociedad clasificada por el color de piel, lengua, religión y estatus económico para definir un modelo de mundo. Más en estos tiempos que piensan dividirnos entre muros.”, reflexiona Mariano.

El joven asegura que participará en el encuentro a través de Internet ya que, asegura, no hacerlo sería quedarse de brazos cruzados ante un sistema que no reconoce otras formas de ser y su cosmovisión.

Mariano también pide a ISOC que destine los recursos que iban a ser utilizados en su boleto de avión, hospedaje y viáticos, para que el Colectivo Ik’ta K’op pueda tener un mejor servidor para su Intranet, además de crear nodos repetidores y poder llevar Internet a otras comunidades y beneficiarlas.


Imagen de Comunicares