Un grupo de cuatro relatores de la Organización de las Naciones Unidas pidieron al gobierno mexicano que se realice una investigación independiente e imparcial sobre el uso de spyware contra defensores de Derechos Humanos y periodistas.

Michel Forst, Relator Especial sobre la situación de los defensores de derechos humanos; Houria Es-Slami, Presidenta-Relatora del Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias; David Kaye, Relator Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión; y Joseph Cannataci, Relator Especial sobre el derecho a la privacidad, exhortaron hoy al Gobierno de México a llevar a cabo una investigación transparente, independiente e imparcial sobre las denuncias de la presunta utilización de spyware para espiar a defensores de derechos humanos, activistas sociales y periodistas.

“Las denuncias de vigilancia, que representan una seria vulneración de los derechos a la privacidad, a la libertad de opinión y expresión, y a la libertad de asociación, son altamente preocupantes y dan cuenta del entorno hostil y de desprotección que enfrentan defensores de derechos humanos, activistas sociales y periodistas en México”, afirmaron.

Esto sucedió como parte de las acciones del grupo de Procedimientos Especiales del concejo de Derechos Humanos de la ONU.

“La posible implicación en la compra y el uso de ‘Pegasus’ de las mismas autoridades que ahora se encuentran a cargo de conducir la investigación es motivo de preocupación”, indicaron. “En ese sentido, llamamos al Gobierno a que adopte todas las medidas necesarias para asegurar la imparcialidad de órgano investigador”.

Esto se suma a la exigencia de organizaciones nacionales e internacionales por abrir una investigación que cumpla los requisitos mínimos de imparcialidad, ya que en México los casos en los que Gobierno se investiga a sí mismo han terminado en claros casos de impunidad.

Puedes leer el comunicado completo aquí.