Las organizaciones Forensics Architecture, Amnistía Internacional y Citizen Lab lanzaron la plataforma Digital Violence, la cual reúne toda la información conocida hasta la fecha sobre el uso del malware Pegasus en el mundo.

Este esfuerzo internacional mapea los ataques contra personas defensoras de derechos humanos, periodistas y personas abogadas con la tecnología desarrollada por NSO Group, poniendo énfasis sobre las consecuencias que experimentan las víctimas del espionaje.

Pegasus Stories es el título de cuatro cortometrajes producidos por Laura Poitras (Citizenfour, 2014) en los que se narra la experiencia de las personas que fueron objetivo del malware en México, Marruecos y Arabia Saudita, además de las historias del equipo que litiga contra NSO Group en Israel y que también ha sido objeto de espionaje.

La plataforma también ofrece información sobre la red corporativa que permite la comercialización y exportación de los productos de NSO Group, demostrando que sus contactos han permitido que gobiernos que no respetan los derechos humanos hayan tenido acceso al malware Pegasus.

“La investigación, no solo de NSO Group, sino de este sector y esta tecnología, es la historia más importante que los medios no están cubriendo en la actualidad. Sí, hay reporteo, pero están viendo a los casos individuales, a las visiones individuales.”, declaró Edward Snowden, quien participa en el proyecto.

Actualmente se sabe que el malware ha sido utilizado en al menos 45 países, muchas veces en actividades que nada tienen que ver con su propósito original, para auxiliar en el combate al crimen organizado.

En México, se reveló el uso de Pegasus para espiar a activistas, personas defensoras de derechos humanos y periodistas en el caso #GobiernoEspía, en 2017. El pasado 24 de junio se cumplieron 4 años de estas revelaciones, sin que hasta la fecha exista un avance en la investigación.