Jugadores del equipo profesional de baloncesto Celtics de Boston, de la NBA, pidieron al gobernador del estado que regule el uso de la tecnología de reconocimiento facial, ya que exacerba el perfilamiento racial por parte de la policía y resulta en arrestos ilegales y de personas inocentes.

En un artículo de opinión publicado en el diario The Boston Globe, los jugadores enumeraron distintas razones por las que la tecnología de reconocimiento facial son poco precisas y tienen un sesgo que afecta desproporcionadamente a las personas de pieles oscuras, por ejemplo, citando un estudio de la Unión Americana de Libertades Civiles que demostró que un software identificó erróneamente a 27 atletas profesionales como criminales, en una base de fichas policiales.

“A pesar de nuestra posición y perfiles como atletas profesionales, no somos inmunes al perfilamiento racial y a la vigilancia discriminatoria. La violencia policial y el racismo, son desafortunadamente demasiado familiares para muchos jugadores de color”, se puede leer en el artículo.

Los jugadores citaron el caso del arresto ilegal de Robert Williams, un habitante de Detroit, que fue acusado por una identificación errónea del software de reconocimiento facial de la policía de la ciudad. Además, aseguraron que la falta de transparencia y regulación sobre cómo se usa esta tecnología permiten que estos hechos continúen ocurriendo, muchas veces sin el conocimiento de las víctimas.

La propuesta de regulación prohíbe a las agencias gubernamentales utilizar reconocimiento facial para vigilar a las personas y prevendría que se pudieran utilizar para rastrear a la ciudadanía, pero sí permite comparar imágenes de un sospechoso contra una base de imágenes gubernamental tras obtener una orden judicial, por lo que no deja a la policía sin “herramientas”. Por lo que, consideran los jugadores, la propuesta alcanza un balance entre la protección a los derechos humanos y la habilidad del gobierno para investigar los crímenes más serios.

Por estas razones, los Celtics piden a la legislatura estatal que devuelva esta propuesta al gobernador, quien debe firmar la ley.

“No podemos permitir que esta tecnología sesgada exacerbe la vigilancia racista en la mancomunidad (de Massachusetts)”, concluyen los jugadores.


Imagen de Keith Allison (CC BY-SA 2.0)