El fundador y presidente de NSO Group, Shalev Hulio, declaró en una entrevista con el medio alemán Zeit que la empresa tiene la posibilidad de saber quiénes han sido los objetivos del malware Pegasus cuando es utilizado por sus clientes.

De acuerdo con Hulio, cada paso de las operaciones es registrado en los servidores de la empresa, a los que tiene acceso, además, también pueden desactivar remotamente Pegasus en caso de que su clientela no respete el acuerdo de uso con NSO.

Estas declaraciones contrastan fuertemente con otras en que las empresa ha negado tener conocimiento o algún grado de involucramiento en cómo sus clientes utilizan el malware Pegasus; por ejemplo, en 2017, Omri Lavie, cofundador de la compañía, aseguró en una entrevista con el medio israelí Calcalist que no tenían modo de saberlo.

Aunque, posteriormente un vocero de NSO Group explicó a Zeit que no supervisan de forma permanente los objetivos activos, sino solamente interfiere cuando hay una razón formal para iniciar una investigación, no revisan siempre quién monitorea a quién, esta entrevista da más pistas sobre el nivel de involucramiento de la empresa en las actividades de los países que utilizan el malware Pegasus.

Asimismo, otras declaraciones llevadas a cabo por Hulio muestran la poca importancia que da a que sus productos puedan ser utilizados sin cumplir con estándares de derechos humanos o para espiar a personas que no tienen ninguna vinculación con el terrorismo u otras actividades ilícitas, sino que simplemente son opositores o incómodos a un gobierno. En estos casos, el presidente considera que el trabajo de inteligencia es muy difícil y que algunas veces para atrapar a los “malos” es necesario un mal menor: violar ciertos derechos.

Finalmente, Hulio declara que no se opondría a que se establecieran fuertes regulaciones para el uso de sus tecnología, incluyendo quiénes pueden ser objetivo de este tipo de herramientas; sin embargo duda que pueda suceder, debido a que muchos países tienen un interés legítimo para utilizar los programas de vigilancia.

La participación de NSO Group en los ataques con sus herramientas se encuentra bajo un enorme escrutinio actualmente debido al juicio que WhatsApp y Facebook emprendieron en contra de la empresa por utilizar a la plataforma de mensajería instantánea para atacar a mil 400 dispositivos entre abril y mayo de 2019.


Imagen de www.thoughtcatalog.com(CC BY 2.0)