Telmex desbloqueó siete direcciones IP de las autoridades de directorio de la red Tor después de que un análisis de la UNAM y el proyecto Magna probó que el proveedor de acceso a Internet (PAI) con mayor número de clientes en México bloqueaba la operación de nodos o relevos (relays) de esta red.

El análisis hecho por Jacobo Nájera y Ripe Atlas comprobó que después de más de cuatro años, Telmex desbloqueó estas direcciones que permiten la instalación de nodos, fundamentales para el buen funcionamiento de la red Tor en México y el mundo.

La red Tor es una importante herramienta que permite navegar con mayor privacidad en Internet y que ante los riesgos que existe para el ejercicio de la libertad de expresión en el país desde hace años ha sido utilizada por periodistas, activistas y organizaciones de derechos humanos. Actualmente en México hay entre 10 y 15 mil personas usuarias de Tor.

Esta red Tor utiliza 6 mil nodos voluntarios alrededor del mundo para tener más ancho de banda, mayor estabilidad y confiabilidad. Estos simultáneamente son una de las principales características para asegurar la privacidad de las y los usuarios; ya que permiten rutear la navegación de las personas, a través de tres relevos, y evitar que se conozca el origen de la conexión.

Desde 2016 existen reportes públicos de las personas que operan Tor sobre el bloqueo de parte de Telmex. Como señalan en un texto Jacobo Nájera y Vasilis Ververis, la desaparición de nodos se relaciona con una fuerte caída de uso en los registros históricos de Tor en México, quienes estuvieran interesados en continuar o iniciar su participación dentro de la red debieron cambiar a otro proveedor.

El consejo consultivo del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) hizo de conocimiento de esta institución el bloqueo el 31 de octubre de 2019, y agregó que estas prácticas eran contrarias al derecho a la privacidad de usuarios y a la neutralidad de la red en el país. A pesar de esta práctica, desde hace tres años, existe un número estable de nodos de Tor en México.


Imagen de Pikrepo