Facebook acusó a NSO Group de utilizar remotamente servidores ubicados en Estados Unidos para tratar de infectar cientos de teléfonos inteligentes con un spyware, como parte del juicio que inició el año pasado por el uso de WhatsApp para infectar con Pegasus a más de mil 400 teléfonos en todo el mundo, entre abril y mayo de 2019.

La compañía de Mark Zuckerberg presentó documentos que demostrarían que NSO Group rentó servidores de la empresa QuadraNet en Los Ángeles para lanzar 720 ataques a dispositivos móviles, sin que quede claro si se utilizó algún programa de la empresa israelí para infectar los teléfonos de personas en Estados Unidos, ya que supuestamente su tecnología no puede usarse en números telefónicos de este país, informó Bloomberg.

NSO ha asegurado que no tiene ningún rol en operar el spyware y solo se limita a “proveer consejo y soporte técnico para ayudar a clientes al instalar” su tecnología. Sin embargo, para el investigador del Citizen Lab, John Scott-Railton, la nueva evidencia que presentó Facebook indica que la empresa de desarrollo de tecnología de vigilancia tiene la capacidad de ver sobre el hombro lo que operan sus clientes.

“Este es un golpe en el estómago a años de declaraciones de NSO asegurando que no puede ver lo que sus clientes están haciendo […] Probablemente sabe mucho más de lo que sus clientes hacen de lo que les gustaría admitir”, dijo Scott-Railton a Bloomberg.

Un representante de NSO Group declaró al medio que la empresa no opera Pegasus a nombre de sus clientes que no puede ser utilizado contra números de Estados Unidos o contra un dispositivo geográficamente dentro de este país; aunque en el caso Gobierno Espía, el cual sigue abierto en la actualidad, se señala que el hijo de la periodista Carmen Aristegui fue objetivo del malware mientras estudiaba en este país.

En marzo pasado se dio a conocer que la empresa israelí no se presentó a comparecer ante la corte federal por el caso y que hasta ese momento negaba haber sido notificada legalmente de que se le hubiera demandado.


Imagen de Pxfuel