La Corte de Apelaciones del Estado de Maryland, sostuvo una histórica decisión en la que estableció que el uso de rastreadores de celular, conocidos como Stingrays por la marca que los fabrica, sin una orden judicial de por medio viola la cuarta enmienda de la constitución estadounidense.

La corte desechó evidencia concerniente a un caso de tiroteo, en el que se ubicó al sospechoso y a su arma a través de una petición, a la que accedió un juez, de rastrear al supuesto atacante. La Policía debía recurrir al proveedor de servicios del sospechoso, pero en su lugar usó un rastreador de alta tecnología llamado “Hailstorm” sin notificar al juez, lo que constituyó una violación al proceso, informó The Intercept.

Estos rastreadores de celulares se disfrazan de torres repetidoras para que los celulares cercanos se conecten y revelen su ubicación, además, recolectan toda la información de las personas que estén cerca de ellos.

La Electronic Frontier Foundation (EFF) envió, junto con la Unión Americana de Libertades Civiles, un amicus curiae a la corte de Maryland en diciembre pasado pidiendo que se mantuviera la decisión de desechar la evidencia obtenida a través de “Hailstorm”.

“Los stingrays son herramientas perniciosas de vigilancia, porque recolectan información de cualquier celular en una área, no solo la de los sospechosos, esto significa que permiten a la policía conducir barridos indiscriminados. Además, permiten ubicar a la gente dentro de ubicaciones que tradicionalmente son privados, como consultorios, domicilios y centros de culto […] Los stingrays pueden ser configurados para obtener el contenido de las comunicaciones.”, argumenta la EFF en un comunicado al respecto.

Existen otros casos documentados del uso ilegal de estos rastreadores, recientemente, la Unión por las Libertades Civiles de Nueva York descubrió que la policía de esta ciudad había usado los stingrays al menos 200 veces al año, sin consentimiento alguno y en secrecía hacia el público, reportó The New York Times, en febrero pasado.

Los Stingrays también han sido señalados por su posible uso durante las protestas en Ferguson y Baltimore del movimiento #BlackLivesMatter, lo cual tendría incluso una connotación racial. De acuerdo con The Daily Beast, es conocido por los activistas del movimiento y otros grupos de derechos civiles que las manifestaciones eran vigiladas por aviones, a los cuales se les pueden equipar estos rastreadores.

La resolución de la Corte de Apelaciones de Maryland podría sentar un fuerte precedente en contra de estos aparatos, cuyo uso está delineado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos para agencias federales, no para las policías locales.


Imagen original de Surrey County Council News: GPS tracking