La coordinadora de la Estrategia Digital Nacional (EDN), Alejandra Lagunes, negó tener conocimiento de la compra del gobierno mexicano de software y herramientas para vigilar e intervenir dispositivos y comunicaciones.

Estas declaraciones fueron hechas después de que una decena de organizaciones civiles se retiraran del Secretario Técnico Tripartita de la Alianza para el Gobierno Abierto (AGA) por la falta de acción del gobierno federal ante el espionaje contra activistas por el derecho a la salud, denunciado tres meses atrás.

“La verdad es que yo no sé de compras de ese software, no tengo conocimiento y si hay algún caso, pues hay las instancias para denunciar, pero no tengo yo ningún conocimiento; y realmente me sorprende mucho la acusación porque yo no tengo conocimiento de que se esté comprando este software pero que lo importante es conversar con la sociedad civil, escuchar sus preocupaciones y llegar a una solución”, aseguró Lagunes, citada por el diario El Economista.

Las declaraciones no solo son preocupantes porque parecieran minimizar lo denunciado desde la sociedad civil, sino porque la compra de este tipo de software de vigilancia por el gobierno ha sido documentada desde hace varios años, como sustenta el informe El Estado de la Vigilancia: Fuera de Control de R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales.

Existen pruebas de que el gobierno mexicano ha sido cliente de, al menos, tres empresas dedicadas a desarrollar programas altamente intrusivos: Hacking Team, FinFisher y NSO Group.

En julio de 2015, una filtración masiva de correos de la firma italiana reveló que entre 2010 y 2015 el gobierno había gastado 5 millones 808 mil 875 euros en software de Hacking Team, lo que lo convirtió en el principal comprador a nivel mundial.

Gracias a los documentos filtrados se supo que gobiernos y dependencias estatales y federales lo habían adquirido; muchas de estas, sin facultades legales para realizar intervención de las comunicaciones.

En la misma filtración de Hacking Team se encontraban diversos correos con menciones del malware Pegasus, desarrollado por NSO Group, como las hechas por ingeniero Sergio Rodríguez-Solís, durante un encuentro con la Secretaría de la Defensa Nacional en 2014: “[…] tienen NSO para móviles y están ‘enamorados’ de ello”.

Además, medios como Reforma y Contralínea han publicado información sobre adquisiciones de esta tecnología por la Procuraduría General de la República y el Ejército, respectivamente. La SEDENA, por cierto, no tiene facultades legales para la intervención de comunicaciones privadas.

El malware de NSO Group también fue utilizado para intentar espiar a tres promotores del impuesto a las bebidas azucaradas en México (Alejandro Calvillo, Luis Manuel Encarnación y Simón Barquera), en un caso que fue documentado en febrero de este año por el Citizen Lab de la Universidad de Toronto y reportado por The New York Times.


Imagen original de Alejandra Lagunes: Presentación de la Estrategia Digital Nacional- Alejandra Lagunes